Fuerzas federales de diversas divisiones arribaron a temprana hora a esta ciudad para en coordinación con autoridades del Sistema Penitenciario y Policía Estatal de Seguridad Pública llevar a cabo un operativo de revisión al interior del Centro de Reinserción Social (CERESO) Uno de Hermosillo.

El ingreso al CERESO se realizó alrededor de las 9:00 horas y fueron más de 600 elementos los que intervinieron, entre las divisiones de custodia, cuerpo élite de análisis e intervención penitenciaria federal, oficiales de Fuerzas Federales División de Seguridad Regional, Policía Estatal de Seguridad Pública, así como elementos del Sistema Estatal de Seguridad Penitenciaria y de la Secretaría de la Defensa Nacional quienes brindaron seguridad periférica.

La intervención al CERESO Uno de Hermosillo, es parte de los acuerdos establecidos por el Grupo Coordinado Sonora, así como los convenios decretados en las Conferencias Nacionales de Secretarios de Seguridad Pública y de la Conferencia Nacional de Sistema Penitenciario.

En la intervención estuvieron cuatro visitadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), dos Ministerios Públicos Federales de la Procuraduría General de la República (PGR), dos Ministerios Públicos del fuero común de la Fiscalía General de Justicia del Estado y un Notario Público quien dio fe del operativo realizado al interior del Centro de Reinserción Social.

El objetivo principal de la intervención es mantener los centros penitenciarios del Estado en paz para hacer efectivo los programas de reinserción social y de rehabilitación de las personas privadas de la libertad.

Cabe señalar que la revisión se llevó a cabo sin ningún incidente, y sin afectar a las personas privadas de la libertad, como pudieron certificarlo los visitadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, así como los agentes del Ministerio Público del fuero común y federal, y el Notario Público designado para tal efecto.

En el operativo se retiraron prendas de vestir que infringen el reglamento interior de portar el uniforme que se les asignó a las personas privadas de la libertad para distinguirlos de los empleados y visitantes.

Se aseguraron 120 armas punzo cortantes, 9 teléfonos celulares, 2 envoltorios con pastillas, 4 envoltorios con sustancia granulada con características físicas al cristal, 57 martillos, 132 tijeras, 24 desarmadores, 8 cadenas, 2 reproductores de DVD, 2 serruchos y 217 buriles.

Los envoltorios con pastillas y sustancias con características físicas al cristal, fueron puestas a disposición del Ministerio Público Federal de la Procuraduría General de la República para continuar con el proceso judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *