tn.jsp

La justicia alternativa, como opción para dirimir conflictos entre particulares en temas de bajo impacto social antes de llegar a juicios orales, promedia el 75 por ciento de los casos presentados, destacó Raúl Guillen López, Secretario Ejecutivo de la Comisión Implementadora del Nuevo Sistema de Justica Penal en Sonora.

De los 474 casos dirigidos a justicia alternativa, con cifras actualizadas al 29 de febrero de 2016, el 75 por ciento han llegado a acuerdos para reparación de daños patrimonial en favor de la víctima y el resto, que suman alrededor de 80 casos, han decidido continuar el proceso y judicializarlo ante un juez de control, reveló Guillen López.
En conferencia de prensa y acompañado por Marcelo Meouchi Tirado, Presidente de COPARMEX, el funcionario responsable de la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal en Sonora, adelantó que este 30 de marzo entrará en vigor el segundo bloque del programa en los distritos de Agua Prieta, Navojoa, Caborca y SLRC.
“El segundo bloque se viene en 4 distritos diferentes. Entraríamos ahí con todos los delitos excepto los delitos de prisión preventiva oficiosa conocidos comúnmente como delitos graves”, resaltó.
El sistema que inició apenas el pasado 15 de diciembre “va caminando”, con audiencias que duran promedio 52 minutos y para el 30 de mayo todo este sistema deberá estar operando al 100 por ciento en todo el estado como fue el compromiso de la Gobernadora Claudia Pavlovich, destacó el funcionario.
A la fecha el gobierno federal y el de Sonora invierten poco más de 182 millones de pesos, de un total de 250 millones gestionados por la Gobernadora Claudia Pavlovich para equipar y remodelar espacios para implementar el nuevo sistema.
Aplaude avances COPARMEX
Marcelo Meouchi Tirado, Presidente de COPARMEX saludó los avances del nuevo Sistema de Justicia Penal en Sonora para garantizar un estado de derecho sólido, con certeza jurídica y menos impunidad.
“Con este cambio en el sistema se promueve la justicia alternativa y que hace más ágil la solución de conflictos ya que sus procesos son más rápidos y transparentes”, destacó el representante empresarial.
Meouchi Tirado, dijo que estos resultados son esperanzadores para muchos negocios pequeños y medianos que ven la posibilidad de recuperar sus bienes y por otro lado que los delitos no queden impunes.
De acuerdo con datos, un proceso tradicional tardaba 170 a 180 días en resolverse, con el nuevo sistema el promedio en caso de irse a juicio oral el proceso tardaría 96 días y si se va a justicia alternativa el promedio es de 30 días.
“En el modelo tradicional el costo del proceso es de alrededor de los 15 mil pesos, ahora se puede reducir este costo a casi una décima parte alrededor de los mil 500 pesos a través de medios alternos y medidas anticipadas”, comentó el dirigente empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *